Dona un regalo con amor para un niño reciclador

Este es el nombre que le han puesto estas Mujeres recicladoras, dentro de las que se encuentran Heidi y Yackelin como fundadoras de este proyecto. Mujeres que trabajan en la calle haciendo recogida de chatarra (botellas, plásticos, cartón, metal), y que han visto que con su trabajo podían hacer una labor social. Esta labor consiste en recibir ropa, calzado, juguetes y toda clase de material que pueda servir a los niños y niñas que viven en situación de pobreza y llevarlos y distribuirlos entre los que más lo necesitan. Así mismo, también realizan donaciones a personas que están en las drogas y que viven en las calles, por ejemplo.

Según palabras textuales suyas, lo que las motiva es “pues hay mucha gente pues como uno que  muchas veces no tiene como y anhela… digamos las cosas, pero entonces no sabe cómo hacer y Dios le canaliza las cosas en el corazón”

Esta asociación, una asociación sin ánimo de lucro que trabaja en uno de los trabajos más “precarios ” que existe en Colombia, entiende como necesidad primordial el que los niños tengan un juguete, unos zapatos que no estén rotos y que no les estén pequeños.

Contaba Yackelin que ella conocía de primera mano las necesidades de esos niños y así cuenta como en un diciembre cualquiera, un 24 o un 31, los niños salían con la ilusión de encontrarse en la basura un juguete, muñeco (uno usado, roto, sin cabeza), pero un juguete para jugar.

Yackelin y colaboradores quieren entregar un regalo, un juguete nuevo para cada niño, reciclador o no, que lo necesite y con esto contribuir a mantener su ilusión y llevar un poquito de felicidad a estos niños.

Desde esta plataforma, todo nuestro respecto y agradecimiento por enseñarnos que el dar es un don y no un valor. Así mismo agradecemos las donaciones de ropa, zapatos, juguetes y demás que nos han sido facilitadas para la entrega del próximo 1 de Septiembre en Los Altos de Cazucá.

Este es el medio de transporte que tienen las personas que se dedican a sobrevivir del reciclaje en Colombia. Con un medio de transporte similar, estas mujeres recogen ropa, zapatos, juguetes y demás artículos necesarios para repartir entre quienes más necesitan.
Reciclando plástico desde las 6am hasta las 5pm «para conseguir dinero para comer» según nos comentan estos dos niños menores de 10 y 8 años de edad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *